Mascarilla Casera Nutritiva Para Cabello

No es un mito para nadie que debemos cuidar diariamente nuestro cabello para que no pierda su fuerza y brillo. Sin embargo, no todos los productos que venden al mercado son 100% recomendable para un tratamiento regular.

Estos tratamientos que venden como pan caliente, dañan más de lo que las personas creen, ya que contienen sustancias demasiado fuertes que van estropeando la fibra del cabello hasta el punto en el que debemos hacer milagros para que se vea bien luego del maltrato, sometiéndolo a más químicos y demás.

El cabello es fuerte debido a las sustancias químicas que contiene el cuerpo y posee una elasticidad particular, pero a raíz de los años en los que lo obligamos a pasar por procesos se va debilitando y perdiendo esas capacidades.

        La causa más común del cabello fino es su cuidado inadecuado. A veces, todo lo que se necesita para obtener un cabello de brillante espesor es hacer algunos cambios en tu rutina. ...

Además de eso, lo exponemos al sol cada día, a veces durante largas horas, lo llenamos de cloro y agua salada cada tanto lo cual causa una resequedad increíble, incluso el humo genera una reacción negativa en él. Podemos ayudarlo un poco cortando las puntas cada cierto período, pero no va a mejorar ni el 50% nada más con eso.

Es por eso que debemos darle una especie de dieta a base de productos que sepamos con seguridad que sí serán efectivos y que brindarán buen trabajo en un tiempo próximo. ¿Qué funcionaría? Pues es fácil, casi todos los productos naturales de nuestra cocina sirven para revitalizar nuestro cabello.

     Manos cubriendo la botella de aceite de oliva fresca con ramita Foto gratis

Podemos probar distintas cosas pero, aun así, ciertas combinaciones de estos productos naturales no darán el resultado esperado si no se tiene el conocimiento adecuado para aplicarlo.

Entre varios ejemplos de una buena mascarilla podemos poner:

Aceite de almendras para comenzar

Haremos una mezcla de aceite de almendras con clara de huevo y una porción de aguacate (todo dependiendo del largo del cabello en cuestión), se aplica de la raíz hasta la punta en el cabello seco y se mantiene el cabello recogido en un gorro de baño. Luego se retira en un baño normal, lavándolo muy bien para aclararlo.

Huevo, brillo y suavidad

En un bol, mezclaremos un huevo, un poco de aguacate, un chorro de aceite de oliva y una cucharada de mayonesa. A diferencia del anterior, este no se aplicará en la raíz sino un poco más abajo hasta las puntas.

Se envolverá esa parte del cabello en papel aluminio y se procederá a secar con secador por unos pocos minutos a temperatura media. Luego de unos treinta o treinta y cinco minutos, se retirará el papel y se empezará a lavar el cabello normalmente, retirando todo el producto.

Áloe vera para garantizar vitalidad

No conozco un método más efectivo que el uso de áloe vera de forma estética, sobre todo si del cabello se trata. En este caso, extrayendo el gel de dos o tres hojas de la planta, se le añadirá miel y se mezclará, dejando reposar por unos minutos.

En ese período de espera, se lavará el cabello con un shampoo suavecito, se secará con toalla un poco y se comenzará a aplicar la mezcla de manera que quede todo el cabello cubierto. Treinta minutos después, se puede retirar con agua tibia.

        Aloe vera muy útil a base de hierbas para el tratamiento de la piel y su uso en spa para el cuidado de la piel. hierba en la naturaleza Foto Premium

Mayonesa para regenerar

Aunque suene extraño, la mayonesa sola es un gran amigo del cabello maltratado, proporciona brillo y le da vida en cuestión de un par de semanas. Se le puede añadir un poco de aceite de almendras y el resultado mejorará.

Se aplica desde un poco más abajo de la raíz hasta la punta, dejando reposar por unos veinte minutos debajo de un gorro de baño. Luego se retira en un lavado normal.

Yogurt para cabellos grasos

¿Yogurt? Pues, sí, yogurt. Tan solo media tacita de yogurt con una cucharadita de vinagre y miel, ideal para el cabello excesivamente graso. Se aplica en todo el cabello, reposar unos quince minutos y finalmente retirarlo con agua.

Miel y plátano para puntas dañadas

Con puré de plátano, se le agregará miel, mezclándolo muy bien y aplicándolo muy bien en el cuero cabelludo y las puntas, luego se retira con agua tibia. Es recomendable hacer este una vez a la semana si se tiene las puntas muy dañadas.

La magia de las fresas

Escachando unas tres fresas junto a aceite de oliva o almendras y una yema de huevo obtendremos una mascarilla que no solo hidrata el cabello, sino que también regala una fragancia bastante agradable. Luego de aplicarse en todo el cabello, lo dejamos media hora bajo un gorro y se retira en un lavado normal.

No es muy difícil cuidar de nuestro cabello, tampoco toma todo nuestro tiempo e incluso podemos cuidar de él a la vez que hacemos muchas más cosas, pues la aplicación de una mascarilla no consta de más de cinco minutos.

       Fresas frescas en la mesa de madera. Foto gratis

Todos debemos reconocer cuando nuestro pelo necesita ayuda, un cariñito, un poco de amor. Evitar someterlo a planchas y secadoras y exponiéndolo a químicos todos los meses, protegerlo del sol y del humo lo más que se pueda, por más difícil que sea.

Cada uno de nosotros valemos muchísimo, por lo que hay que cuidar de nosotros tanto interno como físicamente, empezando por regalarle otra oportunidad al cabello. La salud va ligado también con el autoestima, así que es muy bueno para ambos un cuidado correcto.

Interesantes:

Deja un Comentario

Leer más
Peinados de Moda Para Primavera

Las tendencias de moda cambian con el trascurso de los años, mantenerse a la moda no es una tarea sencilla,...

Cerrar