Como Arreglar El Cabello Maltratado

Desde los orígenes en la antigüedad, el pelo de la cabeza y la forma de llevarlo ha formado parte de la personalidad de quien lo porta, siendo incluso una característica religiosa o un símbolo de nivel social y de fuerza.

El cabello trata del tipo de pelo del cual se ocupa normalmente el profesional especialista de la peluquería en su labor diaria, todas las personas diariamente interactúan con su cabello. El cabello son los pelos largos y flexibles que recubren la piel que reviste la cabeza. El cuero cabelludo es la piel que tapiza las diferentes partes del cráneo (frontal, temporal, parietal y occipital).

Con la intención de que el cabello sea atractivo debe manifestar un aspecto sano y natural. Ya  que es considerado hoy por hoy por  mujeres y hombres como una parte importante e imprescindible de la imagen personal.

Es por esto que su cuidado es fundamental. En el presente artículo compartiré contigo algunas recetas naturales y tips para que le realices un tratamiento práctico al cabello dañado. Pero antes te daré alguna información importante sobre el cabello y cuál es su estructura la cual es importante que conozcas para que le des un trato adecuado a tu cabello.

LA ESTRUCTURA DEL CABELLO

Cada cabello empieza cerca de 4 mm bajo el cuero cabelludo en un pequeño tubo llamado folículo. A medida que el pelo crece sale de la raíz, fuera del folículo, a través de la piel, donde puede ser visto. La parte que vemos, que forma la fibra del cabello (eje), de hecho está biológicamente muerta.

structure es Contentbreite

El eje del pelo es una estructura compleja que consiste en una estructura interna o núcleo (llamado corteza) y una serie de capas protectoras exteriores (cutícula). El cabello es una estructura filamentosa producida en una cavidad de la epidermis llamada folículo piloso.

Cada uno de los pelos consiste en una raíz ubicada en un folículo piloso y en un tallo que se proyecta hacia arriba por encima de la superficie de la epidermis. La raíz se agranda en su base. La zona papilar o papila dérmica está compuesta de tejido conjuntivo y vasos sanguíneos, que proporcionan al pelo las sustancias necesarias para su crecimiento.

Los vasos capilares se ubican en la base de cada folículo, llamado papila, nutren cada raíz de cabello para permitirle crecer. Esta parte del pelo necesita del cuidado que viene desde adentro, de una nutrición completa con todos los minerales, vitaminas y amino ácidos.

Una carencia en vitaminas o un nivel anormal de proteínas, debido a una dieta desequilibrada o a cambios hormonales, puede alterar su crecimiento, dañando la estructura y la operación de la raíz del pelo.

Estas situaciones pueden llevar problemas de pérdida y caída del cabello. Es importante destacar que cada folículo tiene una glándula sebácea que es responsable de mantener la condición de su pelo. El sebo es ese material graso producido por las glándulas sebáceas que lubrica naturalmente su cabello.

Definitivamente en el cabello se distinguen dos partes: La parte externa y visible del pelo llamada tallo piloso y la parte no visible y profunda en el interior de la piel, que conocemos como raíz pilosa. Mientras que el tallo está compuesto por células totalmente queratinizadas y desvitalizadas, la raíz es la parte viva del pelo en la que se encuentran las células germinativas .A esta zona se la conoce como matriz.

Por su parte la cutícula es la parte externa de la fibra del pelo. Es la cutícula la que necesita cuidados y la que está sujeta a ataques del medio. La condición de su cabello depende de la cutícula.

El viento, la lluvia, la luz solar, piscinas y agua salada, químicos fuertes, permanentes excesivas, decoloración o coloración y daño mecánico causado por cepillado fuerte puede causar daño a tu cabello. Dependiendo del tipo de daño, hay tratamientos especiales que le pueden ayudar a prevenir y a reparar el cabello dañado.

Existe infinidad de recetas caseras que puedes utilizar para reparar tu cabello maltratado entre ellas distinguiremos entre aceites y mascarillas.

Aceites para reparar el cabello dañado

Entre los principales aceites para la reparación del cabello, podemos encontrar a:

Aceite de argán

Aceite de coco

Aceite de oliva

Aceite de almendras

Estos aceites son los mejores aliados para darle brillo y vitalidad al cabello, además de ayudar en el sellado de las puntas abiertas. Conozcamos en detalle cada uno.

Aceite de argán

Es uno de los aceites con más propiedades y beneficios en la actualidad, tanto así que es llamado “El oro líquido de marruecos”, ya que posee niveles altísimos de vitamina E y ácidos grasos, como el omega 3, 6 y 9; los cuales serán muy útiles para tu rutina de belleza capilar.

descarga (5)

Modo de uso

Aplicar algunas gotas en la palma de la mano y aplicarla generosamente e
n las puntas del cabello maltratado, esto ayudará a cerrar la puntas abiertas y dará flexibilidad y fuerza.

Aplicarlo directamente en la raíz y dejarlo actuar durante 25 min. Enjuagar como de costumbre, lo que ayudará a restaurarlo y rejuvenecerlo.

Aceite de coco

Coconut oil for alternative therapy

Para darle brillo y salud a tú cabello sólo bastan unas gotas de aceite de coco, ya que estas ayudan a evitar la resequedad y la aparición de caspa. No obstante, el mejor aceite es el aceite virgen científicamente comprobado, ya que es capaz de fortalecer y nutrir desde la raíz hasta las puntas.
Aceite de coco

Modo de uso

Agregar unas cucharadas de aceite en un recipiente y luego sumergirlo en agua caliente. Aplicar uniformemente sobre el cuero cabelludo y dejar actuar durante 20 min utilizando un gorro plástico. Enjuagar como de costumbre, con abundante champú y acondicionador.

Aceite de oliva

Es uno de los aceites más utilizados como cosmético natural, pues tiene un alto contenido de vitamina E, por lo que hace que el cabello crezca fuerte y sano. También tiene propiedades regenerativas que ayudan al crecimiento y embellecimiento del cabello; reduce el frizz y ayuda a potencializar y tonificar el cabello deshidratado.

descarga (6)

Modo de uso

Masajear el cabello con aceite de oliva extra virgen de la raíz hasta las puntas y poner una toalla caliente sobre él durante 5 min. Luego lavar normalmente y repetir el procedimiento cada 15 días. Esto es ideal para cabellos tinturados y que están expuestos al secador y a la plancha continuadamente.

Utilizar cuatro cucharadas de aceite de oliva mezcladas con un huevo batido. Aplicar en todo el cabello y dejar actuar durante quince minutos, después lavar con agua templada. Realizar el tratamiento una vez por semana para obtener una revitalización completa.

* Mascarilla capilar regeneradora. Mezclar tres cucharadas de aceite de oliva más la miel. Dejar fermentar durante 24 horas, aplicar en el cabello húmedo y limpio y dejar actuar durante 15 minutos. Lavar de nuevo con abundante agua.

Aceite de almendras

Almendras

Este aceite recupera los cabellos dañados y disminuye el volumen. Para ello, es ideal buscar mascarillas, champús y tratamientos que lo contengan, ya que no es muy recomendable aplicarlo directamente sobre el cuero cabelludo, pues lo puede dejar con aspecto sucio.

descarga (7)

Modo de uso

Utilizar el aceite de almendras dulce, pero sólo en las puntas, haciendo un buen masaje, de tal manera que el aceite penetre bien. Humedecer un toalla con agua caliente —la temperatura que más soportes— y ponerla sobre el cabello durante 5 minutos. Después, lavar el cabello dos veces o hasta eliminar cualquier rastro de aceite.

Tratamientos para el cabello dañado

Tratamiento No. 1

Para ejecutar este tratamiento necesitas papaya, banano, aceite de oliva o de coco, miel de abejas y yogur. Mezcla en la licuadora todos los ingredientes (las cantidades dependen de qué tan largo tienes el cabello). Aplica de medios a puntas cada 8 días. Envuelve tu cabello con papel aluminio o un gorro de baño y deja actuar de 30 a 40 minutos y retira con abundante agua tibia.

Tratamiento No. 2

Necesitarás aceite de oliva, miel de abejas y un huevo. Mezcla el huevo con dos cucharadas de aceite de oliva y una de miel de abejas. Aplica el tratamiento sólo en las puntas una vez por semana, dejando actuar por 30 minutos y retira con agua tibia.

Tratamiento No. 3

Necesitarás gel de sábila (aole vera), cerveza y aceite de oliva. Tritura muy bien el gel de sábila y añade tres cucharadas de cerveza y dos tres de aceite de oliva. Mezcla muy bien y aplica de medios a puntas cada 15 días, dejando actuar durante 30 minutos. Retira con abundante agua tibia.

Espero hayan sido de utilidad estas sugerencias de tratamientos por acá te dejo un vídeo para que complementes tu investigación.

Deja un Comentario

Leer más
Los Cortes de Cabello que Nunca Pasan de Moda

Si buscas renovarte un poco posteriormente de la temporada de invierno, no hay nada mejor que un nuevo corte de...

Cerrar